Resúmenes

Idea general del Perú

En el primer número del Mercurio Peruano, los editores establecen que “El principal objeto de este Papel Periodico…es hacer mas conocido el País que habitamos, este Pais contra el qual los Autores extrangeros han publicado tantos paralogismos” (Tomo 1, Número 1, fol. 1). Según ellos, las noticias que publican los extranjeros evocan una imagen negativa y equivocada de Perú. Este artículo ofrece una descripción breve de la geología, el clima, el comercio, la minería, la agricultura y la gente de Perú desde el punto de vista de los editores. Enfatiza el buen clima, la naturaleza bella, la economía floreciente y la ilustración abundante a través del país. Conceden que están atrasados en las ciencias y la educación, pero por lo general presentan una nación con mucha promesa y muchas personas ilustradas. Sin embargo, no incluyen a los indios en esta descripción favorable. Al describir la pesca que practican los indígenas, los editores afirman que “la practican informemente, sin instrumentos proporcionados, sin barcos...” (Tomo 1, Número 1, fol. 6), así subrayando su incapacidad y pereza. Como introducción al Mercurio Peruano, este artículo es un reflejo de la perspectiva que tienen los editores sobre Perú. 

Carta escrita a la Sociedad sobre la longevidad de algunos peruanos, que se relaciona en prueba de la salubridad del temperamento de estos países

Esta carta incorpora la perspectiva europea en esta exploración de la identidad peruana. Desde la primera oración, el escritor habla favorablemente de Perú: “¡Que errada idea tenemos del Perú nosotros los Europeos quando por la primera vez aportamos á sus felices playas!” (Tomo 5, Número 159, fol. 164). Según el escritor, la mayoría de los europeos cree que el clima y la comida de Perú debilitan a su gente porque han observado a hombres fuertes que visitan este lugar y regresan a Europa débiles y delgados. Para combatir esta idea, relata las historias de algunos peruanos, mayormente indígenas, que han superado los 120 años, así señalando su buena salud. Luego, asevera que, en contraste de lo que piensan muchos europeos, el clima tanto de las regiones montañosas como de los valles es moderado y bueno para la salud. Con toda esta evidencia, el escritor europeo declara su “amor puro y justo que profeso al Perú” (Tomo 5, Número 159, fol. 170). Al incluir esta carta en el Mercurio Peruano, los editores ofrecen una perspectiva europea positiva sobre Perú que concuerda con la meta fundamental del periódico.

Entre los elogios que expone este escritor europeo, sin embargo, aparece una crítica sutil de la gente peruana. Mientras que alaba el clima de Perú, declara que las muertes prematuras que se observan en la gente “de la Sierra” se deben al “anticipado y excesivo uso de los placeres” (Tomo 5, Número 159, fol. 165). Aun cuando describe a personas mayormente indígenas que han superado los 120 años, el escritor afirma que han logrado estas edades a pesar del consumo excesivo del alcohol y una dieta con poca variación. Por ende, esta alabanza de Perú parece aplicarse solamente al clima y a la tierra, y como puede darle longevidad a la gente peruana a pesar de sus malos hábitos. 

Carta escrita a la Sociedad por un distinguido americano residente en la Corte de Madrid y la Nota de la Sociedad

Joseph de Santiago Concha escribe esta carta para apuntar a algunos amigos suyos a la lista de suscriptores. Se enteró del periódico porque un amigo suyo lo leía y le encantaba, y por lo tanto los números que poseía se comenzaron a circular entre este grupo de amigos, quienes ahora quieren subscribirse al Mercurio Peruano. Además de esto, ofrece una perspectiva sobre la asociación entre el patriotismo y la difusión de la información. Joseph de Santiago Concha alaba el rol de este periódico como difusor de información y literatura que de lo contrario nunca llegaría al público. Elogia la manera de que los editores se han “sacrificad[o] tan heroyca y noblemente al bien, a la ilustracion, al buen crédito cientifico, y á la prosperidad de su Patria” (Tomo 5, Número 160, fol. 176). Los editores del Mercurio Peruano responden con halagos para Joseph de Santiago Concha, y usa su carta como evidencia del alto nivel de ilustración en Perú, otra vez haciendo referencia a “los que han pensado adversamente de nosotros” (Tomo 5, Número 160, fol. 177).

Joseph de Santiago Concha también incluye una carta de un amigo pidiéndoles a los editores que escriban una obra sobre los “Artes y Diccionarios de lenguas Americanas” (Tomo 5, Número 160, fol. 175). Los editores rechazan esta petición en su respuesta a la carta porque no tienen los recursos para investigar “esas ásperas montañas tan largo tiempo desconocidas, y pobladas de muy diversos habitantes” (Tomo 5, Número 160, fol. 178). A diferencia de la homogenización de los indígenas que se ve en otros números, los editores hacen hincapié en su diversidad.