Contextualización del tema

Magic Monkey

"Magic Monkey", por Mark Ryden. 

En esta entrada, intento investigar el trato de la religión por medio de la sátira en el contexto del discurso sobre el ocio. A veces, El Censor absuelve la religión de los males típicamente asociados con ella (como la corrupción) a través de su sátira, pero a veces implica que estas asociaciones sean justificadas. Por un lado, quiero investigar el contenido y tema específico de las instancias de sátira religiosa y explicar cómo podían publicar artículos tan críticos, sin que las figuras de autoridad o los censores requirieran la clausura o censura del semanario. Por otro lado quiero demostrar que el orden de las publicaciones contribuyó al velo sobre la crítica de religión.

Las representaciones positivas de la fe católica en los artículos escogidos se pueden explicar por medio de la diferencia entre la fe verdadera y la fe superficial, desarrollada por los discursos elegidos. En este análisis, me enfocaré en la idea de que “what is attacked is the false outward show of piety that has nothing to do with true and intimate piety” (Barfoot & Haen 251). Mientras que El Censor mantenía opiniones positivas de la “verdadera” religión y sus principios, es probable que los censores no quisieran censurar una publicación que parecía incluir menciones apoyando diversas perspectivas de  Dios y la institución de la iglesia. Hacer eso sería lo mismo que declararse en contra la fe y exponerse a ser censurado por herejía.

Además, la crítica de los eclesiásticos en particular es tan velada en los pasajes escogidos que no es fácil dar un ejemplo del texto de El Censor que la iglesia católica o la inquisición hayan debido censurar. Además, como intento demostrar, la crítica de los eclesiásticos en algunos casos solamente se puede ver en contexto de publicaciones más tardía. Por otro lado, la censura de las clases altas por El Censor es muy obvia, pero esta crítica se construía desde la perspectiva de la religión, un poder más fuerte que el que tenía la clase alta. Con la misma consideración ya mencionada, era difícil criticar a El Censor por sus reprensiones de las clases altas sin miedo de provocar la ira de la iglesia católica.

Se puede ver en los diálogos de El Censor que “while El Censor decried the moral failings of the nobility because of their indolence, it realized that otiosity had evolved as part of the Spanish identity, which viewed labor, trades, and commerce as the occupations of Muslims and Jews” (Delgadillo 189). Por eso, los argumentos presentados por los discursos demuestran un conflicto entre uno de los principios más importantes del catolicismo — la falta de ociosidad— y los efectos que producía la religión en la sociedad: la ociosidad misma. La ambigüedad radicaba en que si los cristianos que pertenecían a la nobleza querían mantener su cristianismo social, no podían trabajar, porque el trabajo debía ser hecho por las clases bajas, pero si querían mantener su cristianismo verdadero, debían trabajar para alejarse de la ociosidad (Delgadillo 188). Fundamentalmente, la socialización de religión en España se contradecía.

Contextualización del tema